31/3/09

Imprescindibles – PATOMAS

Los cómics de Disney solían pecar de políticamente correctos hasta que un día desde su filial italiana llegó PATOMAS.
En 1969 muchos chicos se quejaron a los editores de Mondadori sobre la versión italiana de historietas de Donald, en las que era siempre un perdedor. El escritor Guido Martina y el artista Giovan Battista Carpi respondieron dándole a Donald un alias de superhéroe llamado Paperinik en italiano (Patomas en España). Paperinik fue llamado así haciendo un juego de palabras con Diabolik, un popular villano de ficción italiano.
Los autores presentaron a Patomas en una historia de dos partes llamada "Paperinik il diabólico vendicatore" ("Patomas, el vengador diabólico"), publicada entre el 8 de junio y el 15 de junio de 1969. Es considerada un clásico italiano y fue muy popular entre los lectores, ya que Donald actuaba con más confianza y de manera más inteligente que bajo su identidad regular.
Patomas era un hibrido inspirado en dos personajes: Fantomas y Diabolik.
Fantômás, creado por Marcel Allain y Pierre Souvestre. Es el personaje principal de una serie de treinta y cuatro novelas publicadas entre 1911 y 1963. El nombre de Fantomius está basado en este personaje. Fantômás era un criminal y manipulador con tendencias sádicas y homicidas. Aunque Patomas tiene poco en común con él, debe notarse el parecido con el alias de Fantomius y que sus peores enemigos estaban relacionados de alguna forma con él.
Diabolik, creado en 1962 por las hermanas Angela y Luciana Giussani. El nombre en italiano de Patomas (Paperinik) deriva de este experto criminal que fue uno de los anti-héroes más populares de la década de 1960 en Italia.
Patomas tenía todos los componentes del superhéroe, con identidad secreta, cuartel general secreto, vehiculo especial, inventos de última generación que le proporcionaba Ungenio Tarconi…
En muchas de las historias, Patomas no era un superhéroe, sólo un vengador de las cosas que le habían hecho a Donald, algunas veces de forma descaradamente ilegal. Los escritores disminuyeron este aspecto más tarde, y lo convirtieron en un superhéroe, ya que entendieron que no era una buena idea a largo plazo que Donadl fuera un villano todo el tiempo. En mi opinión esto le hizo perder un cierto encanto, pues su personalidad inicial se basaba en ser “un poco malo” y con tendencias claramente egoístas y esto le hacia parecerse más a un héroe típico y tópico.
Sus aventuras son francamente divertidas, aunque con finales poco vistosos.
Una muy buena lectura y muy aconsejable para jovencitos que quieran iniciarse en la lectura de cómics.

3 comentarios:

Blueberry dijo...

Hoy le he traido un Patomas a mi hija Evita y le ha encantado

angel dijo...

Anda q no tengo baules de don miki apolillaos!Se notaba q el don miki se hacia en Italia,mucho tema de alli...y en algunos casos visionarios de temas como la robotizacion o la difusion de la red...

caesar dijo...

Ayssss.....qué recuerdos.
Pero la verdad es que es cierto lo que dices, y supongo que eso era lo que más me gustaba del pato este. No era un héroe.....sólo era un Donald cualquiera con muy mala leche.
En fin.....chulos chulos.